atrás

El otro petrarquismo, de M. Cinta Montagut

El otro petrarquismo

M. Cinta Montagut

Leer más

Luz. Light. Licht, de Luis Pablo Núñez

Luz. Light. Licht

Luis Pablo Núñez

Leer más

El libro de Angelina. Segunda Parte, de Fernando Figueroa Saavedra

El libro de
Angelina 2

Fernando Figueroa Saavedra

Leer más

El libro de Angelina, de Fernando Figueroa Saavedra

El libro de
Angelina

Fernando Figueroa Saavedra

Leer más

En torno a los márgenes, de Santiago Rodríguez Gerrerro-Strachan

En torno a los
márgenes

Santiago Rodríguez

Leer más

Graphitfragen, de Fernando Figueroa Saavedra

Graphitfragen

Fernando Figueroa Saavedra

Leer más

adelante

Revista Minotauro Digital (1997-2013)

Síguenos Puedes seguirnos en Facebook Puedes seguirnos en Twitter Puedes ver nuestros vídeos en youtube

Compártelo Comparte este texto en facebook

El tratado de la peste de Ibn Jatima (m.1369)

Por Luisa María Arvide Cambra

Abril 2012

            Abu Ya‘far Ahmad b. ‘Ali b. Muhammad b. Jatima Al-Ansari, conocido como Ibn Jatima (c.1324-1369), es uno de los máximos representantes de la vida intelectual de al-Andalus en el siglo XIV, junto con otros dos ilustres hombres también almerienses: Ibn Luyun y Abu l-Barakat Al-Balafiqi, de los que fue discípulo y con los que forma un triunvirato que llena el escenario cultural de esta etapa tardía del esplendor árabe en España.

            Los datos sobre su biografía son muy inciertos. Nació en Almería en fecha desconocida y en esta ciudad pasó la mayor parte de su vida. Fue amigo íntimo de Ibn Al-Jatib, escritor granadino de gran renombre, y, aunque frecuentó a los personajes más eminentes del reino nazarí de Granada, al parecer sólo ocupó funciones secundarias en el escalafón social de su época, como las de katib (escribiente) y muqri’ (recitador del Corán) de la mezquita de Almería. Eso es, al menos, lo que consta; pero hay que poner en duda algunos de estos datos habida cuenta las lagunas existentes en torno a su vida. Gozó de cierta fama (las citas a su obra por historiadores coetáneos o posteriores así lo demuestran) y mantuvo excelentes contactos sociales y profesionales. Es raro, pues, que no alcanzara una posición más elevada en el ranking de la sociedad almeriense, sobre todo si consideramos que en al-Andalus, y en la dinastía nazarí concretamente, era usual que los hombres de prestigio, y él lo era, ocuparan puestos de relevancia. Murió en 1369.

            Muy apreciado en su tiempo, Ibn Jatima fue poeta, historiador, gramático y médico, y compuso obras de los más variados géneros. Entre ellas, tenemos las siguientes:

            Como poeta, es autor de un Diwan de poesías, compuesto entre 1337 y 1338, en el que recurre a un modo de composición poco habitual, consistente en emplear figuras retóricas como la aliteración silábica al final de un verso, técnica retomada en el futuro por muchos otros poetas árabes. Asimismo en sus poesías incluye mecanismos tales como juegos de sonidos, caligramas, enigmas con números y letras, versos recortados del papel y otras aportaciones que se adelantan a su época. Este libro de poemas está dedicado a Allah y el profeta Mahoma, a diferencia de sus contemporáneos que solían hacerlo a sus soberanos.

            Dentro del campo de la historia, destaca la obra titulada Maziyya al-Mariyya ‘alà-gayriha min-al-bilad al-andalusiyya (Ventajas de Almería respecto a los otros territorios de España), que está perdida, citada como fuente por su colega y amigo Ibn Al-Jatib, Al-Maqqari, Ibn Al-Qadi y otros historiadores.

            Como médico, su labor más interesante en mi opinión, escribió Morbi in posterum vitandi prescriptio et remedia, traducida al latín; así como su obra principal y más importante, dedicada a la enfermedad de la peste bubónica que invadió toda Europa y que azotó la ciudad de Almería entre 1347 y 1349, por donde entró para extenderse al resto de al-Andalus, y que él vivió personalmente en su ciudad natal. El título de este tratado aparecido en 1349 es Tahsil garad al-qasid fi-tafsil al-marad al-wafid (Logro del objetivo propuesto en la aclaración de la enfermedad de la peste).

            La obra se encuentra recogida en tres manuscritos:

-Ms.B.S.L. Escorial no.1785 (Casiri 1780), el más completo.

-Ms.B.N. Madrid no.CCLXVIII, que es una copia literal del códice escurialense realizada por Simonet en 1851.

-Ms.Deutsche Staatbibliothek zu Berlin (Königlichen Bibliothek zu Belin) no.6369, muy próximo al manuscrito de El Escorial pero más fragmentado.

            Del Tahsil, hasta la fecha y a pesar de su relevancia, se han hecho muy pocas ediciones y traducciones parciales y fragmentarias:

             Ediciones parciales y fragmentarias (por orden cronológico):

-M.J.Müller, en Sitzungsberichte der Bayerischen Akademien, 2, 1863, pp.28-31 (edición de fragmentos de la obra).

-Ibn Al-Khattabi, Atteb wa al-atibba fi al-Andalus al-Islamia, Vol.II, Beyrouth 1988, pp.161-188.

            Traducciones parciales y fragmentarias (por orden cronológico):

-M.J.Müller, en Sitzungsberichte der Bayerischen Akademien, 2, 1863, pp.31-34 (en alemán). Traducción de fragmentos al alemán.

-T.Dinanah, “Die Schrift von Ibn Khatima aus Almerian über die Pest”, Archiv für Geschichte der Medizin, 19, 1927, pp.27-81 (en alemán). Traducción alemana a partir de unas fotografías del Ms. de El Escorial de la parte médica del tratado, es decir de las seis primeras cuestiones. Fue materia de su Tesis doctoral.

-J.Fermart Martínez, “Contribución al estudio de la medicina española. El almeriense Aben Jatima”, Actualidad Médica, 44, 1958, pp.459-513, 566-580 (en español). Comentarios a partir de la traducción alemana de Dinanah de la parte médica.

            En la actualidad, estoy preparando la traducción al español de todo el tratado y un estudio sobre su autor.

            Ibn Jatima responde en esta obra, como él mismo nos dice en la Introducción,  a unas preguntas que le planteó un amigo suyo acerca de la peste bubónica. Y él respondió a esta petición a través de diez cuestiones, de extensión variable. Las seis primeras cuestiones son de carácter médico y en ellas se señalan las causas, los síntomas y el tratamiento para combatir esta terrible enfermedad. Las cuatro restantes son de carácter religioso y doctrinal y en ellas se indica lo que se menciona acerca de las plagas y las epidemias a través de los dichos del Profeta, la ley islámica y los hadices.

            Por su contenido, la estructura del tratado es la siguiente:

-Cuestión I: Acerca de las naturaleza de la peste.

-Cuestión II: Acerca de las causas de la peste.

-Cuestión III: Acerca de los determinantes geográficos de la peste.

-Cuestión IV: Acerca del contagio de la peste.

-Cuestión V: Acerca de cómo guardarse y prevenirse de la peste.

-Cuestión VI: Acerca del tratamiento de la peste (esta parte es la más extensa).

-Cuestión VII: Acerca de lo que dice la ley canónica islámica sobre la peste y otras epidemias.

-Cuestión VIII: Acerca del significado del hadiz “negarse a ir a un territorio afectado por la peste o salir de él”.

-Cuestión IX: Acerca del significado del dicho del Profeta “No hay enfermedad contagiosa ni mal presagio”.

-Cuestión X: Acerca de cómo es la unión de los dos hadices.

            En el Tahsil, entre otras cosas, se describen otras plagas ocurridas en el mundo conocido, se indican las causas y los síntomas de la peste, y se especifican las características del mal aparecido en el siglo XIV en Europa, con especial hincapié en su desarrollo en la ciudad de Almería. Asimismo se dan consejos a los habitantes de los territorios afectados de cómo protegerse de la enfermedad y a los que ya la han contraído se les señala el tratamiento más efectivo para paliar sus efectos nocivos, incluyéndose recetas de gran valor farmacológico y dietético.

            Entre sus novedades científicas, se postula la teoría de que las enfermedades se transmiten a través de “organismos minúsculos que pasan de un cuerpo a otro”, adelantándose así Ibn Jatima, junto con Ibn Al-Jatib, que también escribió sobre la peste, a sus colegas de la Europa cristiana, en la hipótesis de la infección microbiana y en la importancia del aislamiento en las epidemias.

            En definitiva, se trata de una obra muy valiosa desde diferentes puntos de vista, especialmente para la historia de la medicina, e interesante para un amplio sector de lectores.

Valentín Pérez Venzalá (Editor). NIF: 51927088B. Avda. Pablo Neruda, 130 - info[arrobita]minobitia.com - Tél. 620 76 52 60